martes, 16 de diciembre de 2008

Fijismo y Lamarkismo

El fijismo
El fijismo o teoría fijista es una creencia que sostiene que las especies actualmente existentes han permanecido básicamente invariables desde la Creación. Las especies serían, por tanto, inmutables, tal y como fueron creadas. Los fósiles serían restos de los animales que perecieron en los diluvios bíblicos o bien caprichos de la naturaleza (según teorías como la de la vis plastica).
El fijismo describe la naturaleza en su totalidad como una realidad definitiva, inmutable y acabada.
Esta creencia se opondría a la teoría científica de la evolución, que parte de Darwin, estando muy relacionada con el creacionismo, teoría principalmente cristiana, aunque también se da en otras religiones, que sostiene que el universo tal y como lo conocemos fue creado por Dios.
Siguiendo la Biblia y desechando las pruebas científicas que avalan la teoría de la evolución,[ ]algunos seguidores de estas teorías datan incluso la creación del universo en una fecha extremadamente cercana, alrededor de seis mil años, dando incluso el día y la hora a la que se produjo.

El Lamarkismo
A diferencia de Darwin, cuyo modelo de selección natural es simple, el modelo propuesto por Lamarck para explicar cambios evolutivos se basa en tres ejes principales: uso y desuso, generación espontánea y tendencia inmanente a mayor complejidad.
El lamarkismo fue una teoría propuesta en el siglo XIX por el biólogo francés Jean-Baptiste Lamarck para explicar la evolución de las especies.También conocida como herencia de caracteres adquiridos, su formulación más simple postulaba que los individuos podían adquirir o mejorar caracteres físicos durante su vida y que estos eran transmitidos a su descendencia. De esta forma, las especies evolucionarían acumulando los caracteres útiles que habían adquirido en vida sus antepasados.En su Filosofía zoológica y, más tarde, en la Historia Natural de los Animales sin Vértebras, Lamarck expuso las dos leyes básicas que, según su teoría, explicarían las adaptaciones de los organismos al medio y la herencia de tales adaptaciones: la ley del uso y desuso de los órganos y la ley de la herencia de los caracteres adquiridos:En una primera fase, el movimiento de los fluidos internos del organismo, desatado por su comportamiento, provocaría el sobre desarrollo o la atrofia de los órganos (ley del uso y desuso de los órganos); En una segunda fase, tales modificaciones se transmitirían a los descendientes por gemación (ley de la herencia de los caracteres adquiridos) El lamarckismo fue la teoría dominante en el campo de la evolución durante gran parte del siglo XIX, incluso tras la formulación del mecanismo de selección natural por Darwin y Wallace. Sin embargo, el desarrollo de la genética mendeliana, con la separación de las líneas celulares somática y genética, la hizo incompatible con los hechos observados.
Generación espontánea
Para explicar el origen de nuevas líneas filéticas Lamark asumió la teoría de la generación espontánea de organismos poco complejos, aceptando la demostración de Spallanzani sobre la imposibilidad de generación espontánea de organismos complejos, que irían transformándose en otros más complejos en el transcurso de la evolución. Los organismos más complejos serían pues los que provienen de líneas más antiguas, y los más sencillos los que más recientemente se han originado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada